Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorio.uta.edu.ec/jspui/handle/123456789/827
Title: Estructura, implementación y puesta en marcha de la planta de tratamiento de lixiviados del relleno sanitario ambato
Authors: Villacrés Pérez, Mario Danilo
Keywords: plantas potabilizadoras
Rellenos Sanitarios
Fermentación anaerobia
Issue Date: 2011
Abstract: El Relleno Sanitario Ambato (RSA) diariamente recibe un promedio de 220 toneladas de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que se generan en la ciudad con todas sus parroquias urbanas y rurales. La putrefacción natural de estos residuos produce un líquido maloliente de color negro, conocido como lixiviado, mucho más concentrado que las aguas residuales domésticas. Por esta razón, el Municipio de Ambato construyó una planta destinada al tratamiento de este tipo de efluentes para minimizar los efectos contaminantes contra el recurso agua. El presente estudio tuvo como propósito fundamental poner en funcionamiento la Planta de Tratamiento en las etapas: Descomposición anaerobia (reactor UASB), descomposición aerobia (Biofiltro percolador BFP) y clarificación. Los objetivos específicos del trabajo de investigación se relacionaron al estudio de la estructura completa de la Planta de Tratamiento de lixiviados del RSA, el establecimiento de la implementación necesaria de la planta mencionada, la ejecución de las pruebas operativas exploratorias del proceso de depuración y finalmente, proponer los procesos de rutina para la depuración de los lixiviados. Para el arranque del reactor UASB (reactor manto de lodos de flujo ascendente), se colocaron aproximadamente 400 Kg de rumen fresco de ganado, por la gran cantidad de bacterias metanogénicas que contiene. También se colocaron 300 litros de efluente de camal para dotar de diversidad microbiana y nutrientes. En el biofiltro percolador (descomposición aerobia) se utilizó 150 litros de efluente del camal municipal, previamente oxigenado por varios días, para promover la formación de la película microbiana sobre el biofiltro. En la etapa de clarificación se probaron 2 tipos de coagulantes (sulfato de aluminio y cloruro férrico), dando mejores resultados con sulfato de aluminio con una dosificación a partir de 600 ppm, pues se obtuvo formación de lodos; con cloruro férrico existió problemas de corrosión en el tanque metálico que contenía la solución del coagulante. Diariamente (lunes a viernes) se tomaron los datos (Anexo A, tablas 2, 3 y 4) de temperatura y pH del lixiviado crudo (ingreso), lixiviado interior del UASB (6 alturas) y lixiviado a la salida del clarificador (descarga). Además se tomó en cuenta el caudal del lixiviado crudo que ingresa y el volumen de biogás producido en el reactor UASB. El caudal varía entre 0.06 lt/seg a 2.4lt/seg. El volumen de biogás entre 0 y 35lt diarios. El pH se mantenía entre 7.5 a 8.5. Dependiendo de la etapa del proceso depurativo, luego de 30 a 60 días del arranque de cada etapa se realizó un muestreo de lixiviado. Cada muestra fue enviada a los laboratorios CICAM de la Escuela Politécnica Nacional (EPN) de la ciudad de Quito para el análisis de los distintos parámetros físico – químicos como DBO, DQO, pH, metales pesados, aceites y grasas, entre otros, para así determinar el porcentaje de depuración del lixiviado en cada etapa. Al comparar los resultados (gráficas estadísticas) de los análisis físicos - químicos entre cada etapa del proceso de depuración y los del lixiviado crudo se observó una clara disminución de la carga contaminante (Anexo F, gráfica 5). Mediante el análisis estadístico T Student (Anexo A, Tabla 12), entre el lixiviado crudo y el lixiviado de descarga se concluye que hay diferencia significativa en la mayoría de parámetros, entre los que se encuentran los más importantes como lo son el DBO5 y el DQO, lo que indica la reducción de la carga contaminante del lixiviado. El porcentaje total de disminución de la contaminación, al comparar los resultados del lixiviado crudo y el de la descarga, alcanzo valores superiores al 80% en parámetros como sólidos suspendidos, plomo y cadmio. Mientras que para lo parámetros de medición de la contaminación más utilizados, como es el DBO y DQO, se alcanzaron porcentajes del 58% y 49% respectivamente (Anexo A, tablas 7 y 8). En lo que respecta a la temperatura en el reactor UASB, los valores variaron entre 20.5 y 32ºC, siendo mejor las temperaturas a partir de los 25ºC para propiciar la descomposición anaerobia de la materia orgánica y producir mayor volumen de Biogás (Anexo F, gráfica 8). Un análisis de regresión lineal indica que la temperatura del UASB influencia en un 75% la producción de biogás (r2=0.75) (Anexo F, gráfica 9) lo que ratifica la importancia de mantener temperaturas del lixiviado superiores a los 25ºC en el UASB.
URI: http://repositorio.uta.edu.ec/handle/123456789/827
Appears in Collections:Carrera Ingeniería Bioquímica

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
BQ7Ref3362.pdf4,82 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.